Apsara Samudra, una ventana a la India.

Actualizado: ago 14

St. Lawrence Gap, también conocido como "The Gap" por los locales de la isla, es uno de los lugares más conocidos en la isla de Barbados. Ubicado en la costa sur del país, cuenta con bares, hoteles, clubes, y restaurantes que vale la pena visitar;entre ellos, Apsara Samudra. Apsara, es un restaurante de autentica comida india y thai, dado que es preparada por chefs nativos de dichos países. Cabe resaltar, que no solo tienen una oferta gastronómica exquisita, van más allá, te ofrecen una experiencia a partir de su atractiva ambientación.



¿Qué significa "Apsara Samudra"?

Al escuchar por primera vez este nombre tan particular, pregunté qué significaba, acto que me gusta hacer siempre que voy a un restaurante; preguntar el porqué de su nombre. Resulta que "Apsara Samudra" es el sánscrito, lengua sagrada, para referirse a un cuerpo de agua.


El lugar.



Es un restaurante grande, esta dividido en dos ambientes: las masas internas y las que se encuentran frente a la hermosa vista del mar caribe. El salón interno, está dotado de columpios de dos puestos (como se puede observar en la foto de arriba) adornados de largas cortinas y manteles naranjas, mesas y ventanas de colores rojizos; lo cual le da la ambientación de los países del sureste asiático. Así mismo, en la terraza se encuentran luces y adornos fieles al concepto del lugar, haciendo parecer el restaurante una ventana a la India.



La atención.


Siempre he dicho que un buen restaurante es el que te ofrece buena comida, pero un gran restaurante es el que te ofrece una experiencia. Apsara no se queda atrás, el personal esta bien entrenado, desde el momento en que entras al restaurante hay un host en la entrada para ubicar a los comensales, al momento llega el mesero encargado de la mesa para ofrecer algún vino o algo de tomar y así fue durante toda la cena, muy atentos y cordiales. En mi opinión las mejores mesas son las que están ubicadas al lado del mar, sin embargo, son las que primero se ocupan, por está razón y en general recomiendo mucho hacer reserva al menos un día antes de ir. En términos generales, excelente atención.


La comida.


Al llegar, de bienvenida trajeron a la mesa un papadum, pan plano crocante, junto con tres diferentes salsas para degustar; de menta y cilantro, tamarindo y tamarindo y tomate. Mi favorita fue la de menta y cilantro, sin embargo, todas estaban deliciosas.


Después de degustar el papadum pedí el dhingri matar, un curry vegano de champiñones. La verdad me sorprendió los champiñones estaban jugosos, el curry tenia mucho sabor y la textura estaba increíble, tenía un toque picante que resaltaba los sabores del plato. Así mismo, este curry viene acompañado de arroz basmati, el complemento perfecto de un buen curry.


Además me pareció una buena porción, incluso se podrían pedir varios platos y compartir perfectamente, debido a que todo viene servido en pequeños recipientes para que la persona se sirva la cantidad que desee.

Para acompañar, pedí un té helado, viene el té y aparte un syrup para endulzar al gusto; una recomendación es no servir todo de un solo dado que es muy dulce y puede opacar el sabor del té (circunstancia que me sucedió). Si no deseas acompañar la comida con un vino, encuentro el té helado una buena opción.

Adicionalmente, pedimos un nam de ajo el cual estaba delicioso y perfecto para acompañar el curry o comer solo.

Finalmente, cerramos esta cena con broche de oro, pedimos un postre que en mi vida había probado y siento que es un gran must al visitar este Apsara. Ordenamos unos gulab jamun, son unas bolitas aromáticas dulces bañadas en agua de rozas con diferentes especias, no miento al decirles que son únicas. Vale muchísimo la pena probarlas.


La textura es algo que nunca había probado, son muy suaves y esponjosas. Sin embargo, lo que más me llamó la atención es el aroma tan delicado que tienen, más allá de un postre es un plato de degustación.



En síntesis, el restaurante es muy interesante y bonito, vale la pena conocerlo y probar su oferta gastronómica dado que está muy bien pensada. Es perfecto para ir con amigos, familia o para una noche especial, dado a que el ambiente se presta para una velada muy agradable. Volvería sin pensarlo y claro que pediría otra vez los gulab jamun.










Entradas Recientes

Ver todo

2020 Creado por Camila Aris

  • Instagram
  • Facebook